Somos reiterativos en nuestro compromiso de analizar todos los elementos que contribuyan a establecer sanas costumbres del sector inmobiliario que reduzcan la pérdida de estimativos como los casos de personas con más de un año intentando vender su inmueble sin éxito y sin asesoría.

Vender es un arte y una ciencia donde la información correcta es un elemento indispensable para que el agente inmobiliario haga bien su trabajo. Si usted es propietario de una vivienda y la quiere vender, debe saber que hay virtudes o procedimientos eficaces para la promoción, así como errores muy comunes en el proceso de la venta.

En lo positivo, el proceso inicia con la confiabilidad del entorno de la venta por lo que la toma de decisiones debe realizarse con fundamento en criterios de verdaderos profesionales. La información idónea comprende procedimientos y normatividad que rigurosamente deben seguirse.

Una vez que se haya dado la autorización para la venta del inmueble, lo recomendable es abstenerse de intervenir en las conversaciones o gestiones de cualquier tipo entre el agente inmobiliario y el comprador durante el procedimiento de la venta pues puede ocurrir que sin intención se incorporen elementos que pongan en peligro la negociación. Confiar en el profesionalismo e idoneidad del agente inmobiliario le permitirá la tranquilidad de que él sabrá cómo hacerlo. Diríjase siempre al agente inmobiliario que ha contratado, para eso le paga.

Escoger un buen agente inmobiliario es la gran decisión estratégica que le permitirá encontrar un buen comprador para su inmueble. Tenga la seguridad de haber elegido bien para que los resultados de la venta sean óptimos. Recuerde: el buen agente no garantiza que venderá el inmueble; solo se compromete a cumplir el compromiso de realizar todas las acciones necesarias, posibles y dinámicas para conseguir la venta.

Categorías: Mi Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *