Cali sigue marcando un vertiginoso ritmo de crecimiento en el negocio de la vivienda según indicadores de diferentes fuentes del sector; “este fenómeno se presenta en la ciudad debido a la disponibilidad de tierra para desarrollar proyectos de vivienda multifamiliar, caso contrario sucede en urbes como Medellín o Bogotá” afirman en Fedelonjas.

El bajo precio de la tierra para la construcción que aún tiene Cali, comparado con otras capitales del país, convierten a la ciudad en un sitio ideal para la inversión.

Reinel González, miembro de la Junta Directiva de la Lonja de la ciudad, opina que el sector inmobiliario ha tenido un buen desempeño y se espera que este comportamiento siga dándose en todo el 2016; tanto en el desarrollo de vivienda, como en inmuebles comerciales e industriales. Cali viene con un rezago en materia de precios de la tierra y eso llevó a que las constructoras terminaran vendiendo más barato.

Las zonas de la ciudad en donde se están llevando a cabo más proyectos de construcción inmobiliaria están ubicadas en el oeste y el sur de la capital del Valle. Barrios como Ciudad Jardín y aquellos que están situados entre las avenidas Paso Ancho y Simon Bolívar con las carreras 80 y 100 son los que mayor incremento han presentado en su valor.

En Bogotá el costo de la tierra puede ser tres veces mayor; acá hay facilidades para construir proyectos residenciales, comerciales e institucionales y la gente le está apostando a esta inversión; por eso se percibe el excelente ambiente. Según Camacol Valle, el precio de la tierra en Cali, para un estrato 5, está por debajo en 50 % del precio que maneja Bogotá, un 15 % del promedio de Medellín y entre el 25 % y 30 % menos frente al de Bucaramanga.

Alexandra Cañas, gerente de Camacol Valle, explica que el sector visualiza esta diferencia como una oportunidad de seguir creciendo, pues estos costos en la ciudad son muy competitivos y por eso están llegando inversionistas de otras capitales que ven opciones de generar negocios inmobiliarios.

Cali tiene mejores indicadores en empleo, en industria y en general un mejor ambiente y eso hace que la gente se motive a comprar y a querer mejores proyectos.
Asimismo, según información del Dane, las licencias de construcción crecieron en el Valle del Cauca 2,1 %, en los últimos doce meses, teniendo en cuenta el mes de enero del 2016.

Sin duda, el sector constructor está siendo uno de los principales responsables del desarrollo económico de la región en este año.

Categorías: Mi Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *