Comprar casa o apartamento nuevo es una decisión que implica conocer todo sobre la propiedad que se va a adquirir. Es conveniente hacer una lista de chequeo que incluya aspectos como revisar que el inmueble esté libre de embargos, hipotecas o contratos de arrendamientos; verificar que las características de la vivienda no obligarán a invertir en arreglos o poner en riesgo la inversión; igualmente el estrato de la vivienda; que el lugar se adapte a las necesidades en cuanto a vías de acceso; localidades de salud, educación, supermercados; y otros entornos de servicios y accesos necesarios para el quehacer diario.

Importante conocer la trayectoria de la compañía o persona que va a realizar la construcción; sus trabajos anteriores; así facilitará que la compra sea segura, confiable; previniendo engaños. Es vital que las licencias de construcción estén aprobadas; investigar acerca de los cimientos de la construcción; establecer quién es el profesional que elaboró el estudio de suelos e indagar sobre el tipo de cimentación; si se trata de pilotes, pantallas o placas flotantes; y si éstas cumplen con las normas de sismo resistencia; si es posible ver los planos y que la constructora cuente con una póliza de riesgos.

Establecer cuáles son las medidas del inmueble; y qué hace parte del espacio de propiedad horizontal. Qué pisos o casas están disponibles, el número de etapas y las unidades del proyecto. Conocer y establecer la fecha exacta en que será entregada la vivienda y las consecuencias por incumplimiento en el plazo fijado; qué modificaciones o remodelaciones están permitidas; cuáles son sus acabados y las garantías que se tengan de los materiales.

Es muy importante indagar sobre las áreas comunes y su funcionamiento; así como las restricciones que regirán para quienes tengan mascotas y las normas del conjunto o zona residencial. Además, se puede pedir información sobre obras que se construirán en la zona a mediano y largo plazo para conocer el desarrollo del sector.

Si tiene dudas o no se siente con la suficiente información para adelantar el proceso con éxito; acuda ante profesionales que puedan emitir un concepto idóneo y decisivo para adquirir un inmueble que le garantice que el proyecto inmobiliario cumple con las condiciones legales y contractuales suficientes para depositar no solo su patrimonio sino también sus sueños y expectativas. La asesoría profesional experimentada puede evitar que usted se lleve una desilusión por eventuales incumplimientos y peor aún, fraudes.

Categorías: Mi Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *